Créditos | Firma Invitada | Eventos | Enlaces ]

 

EL ABUSO DE CANNABIS ES UN FACTOR DE RIESGO PARA LA DEPRESIÓN

Hasta ahora la literatura científica no se ponía de acuerdo sobre la posible relación entre el cannabis y la aparición de síntomas depresivos. En este estudio se llegan a unos resultados que implican el abuso de cannabis como un factor de riesgo para los síntomas depresivos.


El cannabis es una droga que se extrae de la planta Cannabis sativa. Sus efectos psicoactivos son debidos a uno de sus principios activos: el tetrahidrocannabinol, cuyas siglas son THC.

Es particularmente soluble en aceite, por lo que se almacena en los tejidos grasos, como es el caso del cerebro. Tiene una vida media de una semana, por lo que a los siete días de su consumo aún se mantiene sin eliminar el 50% del principio activo THC, favoreciendo su acumulación cuando su consumo es regular.

Se ha comprobado que existe una comorbilidad entre el abuso de cannabis y la depresión. Sin embargo, desde hace años se plantea la siguiente controversia: ¿son los problemas psiquiátricos como la depresión los que predisponen a un abuso de sustancias o son más bien el abuso de estas sustancias lo que exacerba o induce los problemas del estado de ánimo?

Existen múltiples estudios que intentan aclarar este interrogante bajo diferentes puntos de vista y en distintas poblaciones. Pero los resultados de estos trabajos están divididos y no se llega a un acuerdo científico.

La literatura científica hasta el momento deja abierta la puerta a la cuestión de si el abuso de cannabis incrementa la incidencia de depresión o si, por el contrario, es la depresión la que incrementa la incidencia del abuso de cannabis. Por ello, el significado etiológico de un posible factor de riesgo no está comprendido todavía.

El objetivo de un estudio publicado en la revista American Journal Psychiatry va a ser valorar el grado por el que el abuso de cannabis es un factor de riesgo de los síntomas depresivos antes que ser el resultado de una automedicación de la depresión. Para ello se realiza un estudio de cohortes. Por un lado se siguen en el tiempo a una muestra de individuos que no tienen síntomas depresivos y se subdividen entre los que abusan de cannabis y los que no. Se comprueba cuántos de los que sí que abusan van a desarrollar síntomas depresivos. Por otro lado, se siguen a personas que no abusan de cannabis y, se les subdivide para el estudio entre los que tienen síntomas depresivos y los que no los tienen.

En el estudio se demuestra que entre las personas sin síntomas depresivos en el momento del inicio del estudio y que sí van a abusar de cannabis tendrán una probabilidad cuatro veces superior a tener síntomas depresivos. Entre estos síntomas depresivos se incluyen ideación suicida y anhedonia. En la cohorte de personas que no abusan de cannabis en el momento del inicio del estudio y desarrollarán síntomas depresivos se comprueba de una manera significativa que no serán abusadores de cannabis.

El estudio concluye que son necesarios estudios adicionales para identificar otras características de estos individuos consumidores de cannabis que expliquen sus síntomas depresivos.


FUENTE:

Gregory B. Bovasso, Ph.D.

Cannabis abuse as a Risk Factor for Depressive Symptoms

Am J Psychiatry 2001; 158:2033-2037

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/entrez/query.fcgi?cmd=
Retrieve&db=PubMed&list_uids=11729021&dopt=Abstract


Página anterior Índice de Psiquiatría

Pág. Inicial   Volver a Página Inicial