Objetivos específicos

El objetivo general de este proyecto de investigación es doble, e implica diseñar una medida del crecimiento de los logros escolares basada en el concepto de valor añadido en educación, y posibilitar de esta forma la futura formulación de una función de producción educativa que establezca la relación entre esos logros y los recursos asignados a la institución escolar.  Esta finalidad está directamente vinculada con la cuarta línea prioritaria del Programa Nacional de Socioeconomía, puesto que repercute en la evaluación de políticas públicas como es la política educativa.

Los objetivos específicos en los cuales se despliega esta finalidad principal son los siguientes:

1.      Establecer la productividad de los recursos asignados al sistema educativo en términos de incremento de los aprendizajes básicos de los alumnos. Lo que supone:

1.1.  Determinar la productividad media de cada uno de los recursos empleados en el proceso educativo.

1.2.  Determinar la productividad marginal de los factores más importantes.

1.3.  Evaluar la productividad total de los factores de la producción educativa.

1.4.  Especificar la importancia de la naturaleza del centro como factor de diferenciación de la eficiencia.

1.5.  Establecer la importancia del estatus socio-económico y cultural de las familias y del centro escolar como factor de diferenciación de la eficiencia.

2.      Sentar las bases para la evaluación futura de las políticas de gasto educativo en relación a su susceptibilidad de incremento del capital humano.

2.1.  Determinar cuáles son los factores que facilitan la integración de los grupos minoritarios en el sistema educativo y de qué forma ayudan al incremento del capital humano de estos grupos.

2.2.  Definir medidas de producción escolar que sean sensibles a los resultados relativos a la integración social de las minorías.

3.      Determinar la viabilidad de un sistema de evaluación educativa basado en el valor añadido.

3.1.  Definir y medir el valor añadido de los resultados escolares.

3.2.  Diseñar indicadores fiables de crecimiento o progreso del aprendizaje escolar basado en la evaluación del rendimiento del alumnado a lo largo del tiempo.

3.3.  Construir un modelo estadístico para describir y explicar el crecimiento de los centros escolares que permita seguir el progreso de unidades múltiples y anidadas (subgrupos de estudiantes, escuelas, distritos, etc.).

3.4.  Determinar la capacidad predictiva del rendimiento futuro que tienen los factores personales y contextuales considerados en el modelo.