ANTES DE QUE AMANEZCA

 

Los instantes previos al amanecer proporcionan ambientes de iluminación peculiar, como los que intentan reflejar estas imágenes. En la primera el Sol todavía debajo del horizonte ilumina por debajo con luz amarilla la base de las nubes mientras que el resto del cielo empieza a adquirir un color azul tenue. Las dos imágenes inferiores intentan reflejar la luz ambiente justo antes del amanecer sin iluminación de farolas. En la de la izquierda toda la luz ambiente es la luz débil que viene del cielo azul pálido. La iluminación es tan débil que la luz del freno de un automóvil basta para teńir de rojo toda la calle, como puede verse en la imagen de la derecha.