BUS VAHO

Los día de lluvia (en especial en invierno) nos ofrecen la posibilidad de observar varios fenómenos ópticos en los vidrios empañados de los transportes públicos (como los autobuses por ejemplo). Resulta especialmente interesante observar las farolas del alumbrado público o los faros de los coches a través de los vidrios empañados y de las gotas de agua. Entre los fenómenos que podemos observar hay tres clases que se manifiestan en mayor o menor medida dependiendo del tamaño de las gotas de agua que forma el vaho sobre el vidrio, aunque en general es muy difícil separarlos apareciendo los tres simultáneamente.

 

Difracción. Si las gotas del vaho son muy pequeñas se puede observar un halo coloreado circular alrededor de la luz de las farolas, en especial de las farolas de mercurio, que se reconocen por su frío color blanquecino-azulado (en contraste con el más cálido de las farolas amarillas de sodio). Aunque es un fenómeno muy distinto los colores se distribuyen al igual que el arco iris: el azul en la parte interna del círculo y el rojo en la externa. Otras imágenes de difracción pueden verse en este enlace incluyendo también difracción en vaho. También son debidas a la difracción las coronas solares y lunares.

 

            

 

 

Difusión. Cuando las gotas son de mayor tamaño (o cuando la densidad de gotas pequeñas es muy elevada) se produce la difusión la luz, en la que cada punto del objeto observado se convierte sin más en una mancha luminosa sin ninguna estructura apreciable. Es muy similar a lo que ocurre en la niebla o en difusores.

 

            

 

Interferencia. Las gotas de mayor tamaño nos permiten observar interferencia. Debemos acercar el ojo al vidrio de la ventana donde haya una gota de agua (con cuidado de no darnos un cabezazo contra el vidrio) y mirar a través de ella una farola lejana. Las distintas partes de la gota desvían la luz en distintas direcciones de forma pueden interferir en las zonas en las que se solapen. Esta es una observación muy sencilla de hacer con el ojo. A continuación una perspectiva general y un detalle de la misma (para imágenes más claras vea este enlace). La interferencia se intuye en forma de bandas claras y oscuras en la parte superior del detalle en la imagen de la derecha. Lo que se  observa sin dificultad con el ojo tiene exactamente la misma forma que tiene la interferencia producida al iluminar un vidrio rugoso con un láser (se trata de dos realizaciones del mismo fenómeno). Vea también interferencia en jabón, vidrio, aceite, talco, gafas redes, agua y celofán.