CÁUSTICAS

Las ondulaciones de la superficie del agua producen sobre el correspondiente fondo unas distribuciones de luz que se mueven a medida que la superficie ondula. Las crestas de cada ondulación hacen de lente y concentran la luz en unas regiones a costa de quitarla de otras. En la imagen de arriba a la derecha puede apreciarse que algunas manchas aparecen coloreadas debido a la dependencia del índice de refracción del agua con la longitud de onda (vea dispersión en una marquesina y en una copa). Esta ondulaciones por reflexión producen columnas de luz. Vea otro ejemplo de presunta cáustica en un vaso con refresco.

 

agua

agua

 

También puede observarse este efecto en la luz reflejada como muestran las dos imágenes inferiores de luz reflejada por un canal en la parte inferior de un puente.   

 

  

 

Además del agua, las cáusticas también puede darse en el aire, como muestra el video adjunto tomado por Francisco Javier Salgado Remacha. Tenemos una ventana bien iluminada por luz solar. Bajo la ventana un radiador funcionando a máxima potencia. El video recoge la distribución de luz que se forma en la pared opuesta a la ventana tras atrevesar el aire caliente que asciende desde el radiador mientras se mezcla desordenadamente con el aire frio. En este caso son las variaciones locales de índice de refracción causadas por variaciones de temperatura las que hacen el efecto de minilentes focalizando la luz en un punto u otro de la pared, cambiantes con el tiempo. Pinche sobre la imagen o siga el enlace inferior para ver el efecto. Este es el mismo mecanismo que hace titilar a las estrellas como se muestra en este enlace.

aire

https://youtu.be/O1CRGUhT0qg