EL COLOR DEL AGUA

Se dice que el agua (ideal) es incolora. Sin embargo el color del agua real es un tema muy complejo en el que influyen, entre otros factores,  lo que contenga el agua y lo que la rodee. 

En la primera imagen se muestra la confluencia de dos torrentes de agua de colores disimilares. El superior corresponde al cauce natural del río mientras que el inferior es agua de un canal del propio río usado por una central hidroeléctrica. La imagen corresponde al momento en el que se había cortado en origen el canal de la central (mientras que todavía salía agua en su tramo final, quizás por viajar más lenta por el canal que por el cauce), con lo que por el cauce bajaba mucha más agua que de costumbre, arrastrando parece mucho sedimento, mientras que el agua de la central salía más limpia.

                                                 

Las siguientes fotografías están tomadas en el mismo punto del río pero en direcciones distintas. Hacia el norte (imagen izquierda) el río parece más azul debido a que refleja sobre todo luz procedente del cielo. Hacia el sur (imagen derecha) el río parece más verde puesto que refleja sobre todo luz procedente de la vegetación. En la imagen inferior se muestra que el verde y el azul compiten en cualquier parte de la superficie del agua: debido a las ondulaciones unas partes de la superficie reflejarán hacia nosotros luz azul del cielo mientras que otras partes reflejarán hacia nosotros luz verde de la vegetación.