DIFRACCIÓN EN VISILLO

Difracción es la alteración de la propagación de la luz al encontrar obstáculos o aberturas suficientemente angostas. Sin embargo, no hay muchos aberturas que sean lo suficientemente pequeñas. Uno de los pocos ejemplos son los pequeños espacios entre los hilos del tejido de la tela común, como la de un visillo por ejemplo. Las dos fotografías siguientes (tomadas y cedidas amablemente por Daniel Pedraza Fernández) muestran la misma escena nocturna vista sin visillo (izquierda) y a través del visillo (derecha). La imagen de la derecha muestra claramente en torno a cada farola la difracción típica en forma de cruz propia de las aberturas rectangulares.

                

          

 

Otro ejemplo con la imagen de un automóvil a través de una ventana con visillos en la que se aprecian múltiples imágenes de las luces de freno tanto en la dirección horizontal como vertical. La distribución de manchas de luz roja en la imagen es la típica producida por una estructura rectangular.

                        

                                                 

 

Podemos estimar groseramente el tamaño de las aberturas en el tejido. En orden de magnitud, la separación angular entre dos manchas de luz consecutivas es del orden del cociente entre la longitud de onda y el tamaño de la abertura. Si estimamos que las manchas están separadas unos 20 cm, que el automóvil está  a unos 100 m y que la longitud de onda del rojo es del orden de 600 nm tenemos que el tamaño de la abertura es del orden de 0.3 mm.