FALTA DE REFLEJOS

 

En las dos primeras imágenes se aprecia que las islas lejanas no tienen imagen reflejada en el agua, mientras que sí la tiene la costa más cercana e incluso las nubes. La ondulación del agua hace el mismo efecto que si la superficie del agua estuviera inclinada hacia nosotros, lo que desplaza la imagen reflejada hacia arriba. Si la altura de la isla sobre el agua es pequeña la imagen reflejada deja de verse. No obstante, cuando la superficie del agua está en calma la imagen reflejada aparece como se aprecia en la última imagen. El mismo efecto se aprecia en este enlace.