LAS FAROLAS CENTELLEAN

Las fuentes de luz, como las farolas del alumbrado público suelen estar alimentadas por la corriente eléctrica alterna de la red eléctrica común. Por ser de corriente alterna la cantidad de luz emitida por tales fuentes varía desde cero hasta su valor máximo una 100 veces por segundo. Nuestro ojo no es capaz de seguir una variación tan rápida (razón por la que existe el cine) por lo que sólo vemos un valor promedio uniforme. No obstante esa variación es observable de varias formas, una de las cuales se ilustra en estas imágenes. El resultado es similar al titilar de las estrellas que se puede ver en este enlace, aunque el origen del centelleo es distinto. Centelleo de farolas debido a fluctuaciones atmosféricas se puede ver en este enlace.

Para observar el centelleo se hace una foto moviendo la cámara mientras se registra la imagen. De esta forma las variaciones temporales se convierten en variaciones espaciales sobre la imagen registrada (ver figura abajo). El objeto fotografiado en este caso son las seis farolas delante de un edificio que se aprecian en la primera de las imágenes obtenida con la cámara fija. Las otras dos imágenes son el resultado del movimiento de la cámara, vertical en la izquierda y de fantasía en la derecha. Se puede apreciar como la potencia luminosa varía de forma periódica regular. En los tramos horizontales de la imagen de la derecha parece que cada farola estuviera constituida por dos lámparas, una encima de otra, que emiten de forma alternada y complementaria.

 

 

 

   

 

En las siguientes imágenes se aprecia como con la misma estrategia los dispositivos alimentados por corriente continua dejan un trazo continuo en un movimiento horizontal de la cámara. Este es el caso de los LED  (los pilotos visualizadores de los televisores, equipos electrónicos, etc.) y los faros de los automóviles (último trazo en la imagen inferior acompañado de cinco trazos de farolas).

Para obtener las imágenes se ha girado lateralmente la cámara mientras tenía lugar la exposición. De esta forma la imagen aparece (brutalmente) movida. En cada instante de tiempo T1, T2,...T5,....la imagen de la farola o el LED, etc. se forma en un punto distinto de la película fotográfica (o del sensor CCD en nuestro caso) porque la orientación de la cámara es distinta. Así podemos ver si la intensidad luminosa es distinta en distintos instantes de tiempo, porque la imagen de cada instante de tiempo está en un lugar distinto de la fotografía.