Halo (Parhelia o sundogs)

 

Colores sobre una nube formados por refracción de la luz solar en los cristales de hielo en la nube. El Sol se encuentra a la derecha de la imagen, de modo que el rojo está más cerca del Sol que el azul (lo contrario de la corona). Es un efecto muy común produciéndose en nubes altas a unos 22 grados a la derecha o izquierda del Sol. La imagen inferior ilustra la separación del Sol. Observe en todas las imágenes la posición relativa al Sol y la disposición de los colores, el rojo siempre del lado del Sol.

    

          

 

Los halos se producen cuando la luz procedente del Sol atraviesa cristales de hielo microscópicos suspendidos en la atmósfera, como los contenidos en las nubes altas. Los cristales son paralelepípedos de base hexagonal, como se representa en la figura. Las caras y aristas de estos cristales forman prismas que desvían la luz con ángulo distinto para cada color.

                  

 

Las manchas de color en la imágenes anteriores son sólo las partes más visibles del halo, que de forma más completa incluye un círculo entero como muestran las imágenes siguientes tomadas ambas el 25 de mayo de 2015 con ocasión de un halo particularemente nítido sobre Madrid, una de las imágenes ha sido cedida amablemente por Ángel S. Sanz. También se agradece otra imagen del mismo fenómeno sobre el cielo de Zaragoza dos años antes por Francisco Javier Salgado.