IMÁGENES MÚLTIPLES

En la fotografía de la derecha aparece la doble imagen de la escena de la izquierda, formada en el vidrio de una ventana o puerta acristalada por reflexión en la cara interior y exterior del vidrio, que actúan ambas como espejos. Nótese que para que la doble imagen sea observable es crucial que las dos caras del vidrio formen una cuña, en lugar de ser paralelas. De otro modo, si las caras del vidrio fueran estrictamente paralelas, las dos imágenes estarían separadas una de otra apenas unos milímetros (que es el espesor típico de un vidrio de ventana) y las dos imágenes se solaparían, sobre todo para objetos lejanos.

En la imagen inferior hay una visión general de la puesta acristalada en el que se forma la doble imagen y un esquema de rayos en aproximación paraxial mostrando que la doble imagen forma un ángulo de aproximadamente tres veces el ángulo de la cuña.

Vea también imágenes dobles en gafas en este enlace.

 

          

       

 

Imágenes múltiple de farolas, de la Luna y del Sol en transmisión, es decir que los objetos está al otro lado del vidrio. En la parte superior izquierda de la última imagen se aprecia doble imagen de fluorescentes que están del mismo lado del vidrio que el fotógrafo.