INTERFERENCIA EN GAFAS

 

Tres imágenes de luz reflejada en una gafas con tratamiento antirreflejante. Lo que se ve reflejado es el cielo, que en lugar de verse azul se ve verde (pero no tiene nada que ver son este otro cielo verde). Los recubrimientos antirreflejantes funcionan por interferencia de modo que se produzca interferencia destructiva para la luz reflejada. Como la interferencia depende del color es muy difícil conseguir interferencia destructiva para todos los colores simultáneamente por lo que persiste cierta cantidad de la luz reflejada con colores determinados. Si se fija en las gafas de sus interlocutores podrá ver que cuando esto ocurre los reflejos suelen ser de color verde.

 

Observe también que hacia la derecha de las imágenes el cielo recobra en parte su color azulado natural. Esto es debido a que la interferencia depende del espesor del recubrimiento atravesado por la luz, que depende de la inclinación con la que la luz lo atraviese. La imagen reflejada es doble porque se produce reflexión en las dos caras de los vidrios (vea más sobre la doble imagen en este enlace). También puede ver interferencia en jabón, vidrio, aceite, talco, agua y celofán.