NUBES NEGRAS

 

Las nubes muestran una gran variedad de tonalidades. Sorprenden a veces por su amenazador color negro. Pero las nubes no son negras. Son gotas de agua transparentes, que esencialmente no hacen más que desviar la luz, lo que les da el color blanco usual del mismo modo que son blancos la sal, el azúcar, la leche o la espuma. Diversas condiciones de iluminación, diferentes espesores, cambiantes fondos les confieren distinto brillo y distinta apariencia.

 

    

    

En este contexto he apreciado un fenómeno que no sé explicar. Desde el avión he apreciado nubes negras y blancas, con la particularidad de que las negras estaban por encima de las blancas como muestran las dos imágenes siguientes, o nubes blancas y negras a la misma altura como muestra la imagen inferior izquierda. Uno esperaría que las nubes que están debajo fueran más oscuras debido a la sombra de las que estuvieran por encima. Esto es que se aprecia en la imagen inferior derecha tomada desde el suelo done se aprecia que las nubes son oscuras en su base y brillantes en su parte superior. No pudiendo achacar la diferente tonalidad sólo queda que la composición sea distinta (agua o hielo) o que las más blancas sean más gruesas y su mayor brillo se deba a que nos llega más luz de más capas de nube.