DANDO PALO AL AGUA

 

Imagen de un palo rectilíneo (de madera de avellano en las imágenes de la bañera) que parece doblarse al meterse en el agua. La razón del doblado aparente está en que la parte sumergida la vemos a través de la superficie del agua, mientras que la parte emergida la vemos simplemente a través del aire. La superficie de separación entre el aire y el agua hace de instrumento óptico que desplaza la posición de la imagen. Un efecto similar puede verse en el sifón. Vea también lo que pasa en jarras de agua y en acuarios.

       

           

   

 

La luz cambia de dirección al pasar del agua al aire, como ilustra la figura para luz proveniente del extremo sumergido del palo. Al salir del agua la luz se inclina hacia la superficie del agua. Este cambio de dirección hace que para nosotros, que estamos fuera del agua, la luz parezca provenir de un punto más próximo a la superficie que el real.

 

                                          

 

Hay que notar que el palo se dobla en sentido opuesto al doblado que experimenta un rayo de luz al pasar del aire al agua