PUNTO CIEGO

 

En todo ojo humano hay un punto ciego debido a que hay una zona de la retina en la que no hay células sensibles a la luz. Esto se traduce en que siempre ante nosotros hay una parte del espacio que no vemos. Lo absolutamente sorprendente es que no somos conscientes de su existencia. Un fenómeno similar se da con nuestra nariz.

 

El test en la imagen inferior está diseñado para revelar ese punto ciego. Para ello cierre su ojo izquierdo, coloque su ojo derecho a unos 50 centímetros (dos palmos) del rombo negro y mire el rombo con atención. Variando ligeramente la distancia a la pantalla podrá comprobar (con cierto susto) que cuando se encuentre usted a cierta distancia de la pantalla el círculo negro desaparece de su campo visual.

 

    

 

Si hace el test con calma incluso podrá apreciar la desaparición parcial del círculo a medida que se acerca y aleja de la pantalla como si se tratara de crecientes y menguantes lunares. La desaparición del círculo no depende de las características del fondo, como puede comprobar repitiendo el test con la figura siguiente.

 

  

 

La siguiente figura ilustra la sección horizontal de un ojo derecho humano visto desde arriba (es decir que la nariz queda abajo). El conjunto de la córnea (parte externa del ojo en contacto con el aire) y el cristalino (lente interna del ojo) forma imagen de lo que vemos en la retina (pared posterior del ojo) que es donde están las células sensibles a la luz, salvo en el punto ciego, que está ocupada por el nervio óptico. 

 

 

Si el círculo desaparece cuando el ojo está a unos 50 cm del rombo, y teniendo en cuenta que la distancia del rombo al círculo es de unos 10 cm tenemos que la zona invisible está a unos 11º de la dirección frontal, es decir muy cerca de la dirección en que miramos. Si el diámetro del ojo son unos 20 mm el punto ciego se encontrará a unos 4 mm del centro de la retina. Estimando que el nervio óptico ocupe unos 1.5 mm la zona invisible se extendería unos 4º. Es un tamaño nada despreciable. Por ejemplo la Luna ocupa medio grado, con lo que en la zona invisible caben 8 Lunas a la vez. No obstante una medida apresurada determinando las distancias a la pantalla a la que deja de verse el círculo y vuelve a verse otra vez (entre 50 y 60 cm) me da un valor algo menor, del orden de 2º.