REFLEXIONES GIGANTES

Los rascacielos de vidrio ofrecen la oportunidad de jugar con espejos de tamaño colosal. Aquí vemos un par de ejemplos de ese juego.

Rascacielos en rascacielos.- Pasear con una ciudad con abundantes rascacielos de vidrio como ocurre en Toronto permite la diversión continua de verlos multiplicarse de forma interminable unos reflejados en otros en un juego de gigantes. Entre ellos de repente aparecen las nubes o el cielo, atrapados en este juego de espejos gigantes. En la imagen de la iquierda el rascacielos reflector casi desaparece detrás del cielo con nubes que refleja. Si se fija puede apreciar que en el rascacielos reflejado se aprecia a su vez el reflejo de más nubes.

seis tres dos

En la imagen de la izquierda, un rascacielos refleja a la vez el rascacielos a su lado y la torre de comunicaciones símbolo de Toronto, mucho más alta que ellos y lo suficientemente alejada como para que su imagen subtienda el mismo ángulo que el rascacielos.

uno cuatro

 

Reflexiones múltiples.- En la imagen de la izquierda el Sol está detrás del edificio, oculto tras el propio edificio. En la fotografía se aprecia la imagen reflejada del rascacielos que tiene enfrente, que es el de la foto de la derecha. En una de sus ventanas de la imagen se aprecia un destello solar. Como ilustra el dibujo, ese destello es luz que ha pasado por encima del edificio de la izquierda, se ha reflejado en una de las ventanas del edificio de la derecha, volviendo sobre el edificio de la izquierda, donde se ha vuelto a reflejar para llegar hasta el observador que está haciendo la fotografía.

reflejodiburasca