RAYOS (DE LOS DE VERDAD)

 

De forma grosera un rayo funciona como una farola del alumbrado público (o un fluorescente si me apuran) pero de escala monstruosa con corrientes eléctricas de decenas de miles de amperios alcanzando temperaturas de decenas de miles de grados Celsius.

La cosa comienza con una diferencia de potencial eléctrico entre dos nubes o entre una nube y el suelo, lo que genera una descarga eléctrica que excita o ioniza los átomos por donde pasa. Cuando los electrones atómicos vuelven a su sitio devuelven la energía que han tomado de la descarga en forma de luz. En la serie de imágenes inferiores se muestras doce instantes consecutivos de un vídeo filmando rayos de nube a nube, que son los más frecuentes, durante una impresionante tormenta la noche del 23 de junio de 2008. Al parecer se trata de varios rayos que aprovechan parcialmente los canales de descarga del anterior. Rayos caseros (chispas) ocurren en ocasiones al enchufar algunos aparatos a la red eléctrica.

 

Incidentalmente en óptica se suele usar la palabra "rayo" para referirse a las trayectorias de la luz. Eso es una cosa distinta de lo que se muestra en estas imágenes, donde lo que se ve son las trayectorias de las cargas eléctricas de la descarga, que por donde pasan generan luz que se propaga en todas las direcciones. Puede encontrar rayos de luz en el sentido óptico en este enlace.

       

  

 

 

Para finalizar una imágenes espectaculares tomadas por Ignacio Figueruelo en Madrid en una tormenta de principios de julio de 2017.

unadostres