REDES DE DIFRACCIÓN

 

Las redes de difracción son sobre todo interferómetros. Están constituidas por centenares o miles de aberturas practicadas sobre un sustrato de metal o vidrio. Cada abertura produce difracción que consiste en que la luz se propaga en todas las direcciones tras pasar cada aberturas. Donde todas estas ondas se superponen se produce la interferencia. El resultado es que debido a la interferencia la luz acaba propagándose sólo en unas direcciones específicas (órdenes de difracción) que son distintas para cado color. Esto se ilustra en la siguiente fotografía donde se tiene un frasco de vidrio octogonal con agua y un poco de leche para hacer visible las trayectorias de luz. Se ha apoyado una red de difracción contra la pared lateral derecha y se ha iluminado con dos punteros láser, uno verde y uno rojo. Puede verse que es como si cada rayo de luz se desdoblara en varios al pasar por la red (uno por cada orden de difracción). También puede apreciarse que la separación entre rayos es mayor para el rojo que para el verde. Se dice que el rojo se difracta más por tener mayor longitud de onda. Vea más sobre difracción y difracción en casa. También puede ver interferencia en jabón, vidrio, aceite, talco, gafas, agua y celofán.  

 

                                                    

  

Las fotografías de la derecha muestran imágenes de los objetos en las fotografías de la izquierda, tomadas a través de una red de difracción. Se pueden apreciar triples imágenes (dos de ellas coloreadas) correspondientes a los primeros órdenes de difracción.

 

      

     

 

El ejemplo más cercano de red de difracción son los discos compactos. Los colores que se forman en su superficie se vuelven más espectaculares si reflejamos la luz solar sobre una pared blanca, como muestran las imágenes inferiores.