RHAPSODY IN BLUE

 

Encuentro un delicado placer en observar el cambio de color del cielo a medida que se pone el Sol, como ilustra la serie de imágenes tomadas a intervalos de cinco minutos en una tarde de agosto entre montañas. Siempre me ha parecido que el cielo se hace más azul momentos antes de que se complete el ocaso. La fotografía digital permite responder de forma cuantitativa y fácil a esta y otras cuestiones relacionadas. Para ello hay programas muy sencillos de usar que nos dan los valores RGB de cualquier punto de una imagen. Los tres valores de RGB vienen a ser las proporciones de luz roja, verde y azul que es necesario mezclar para producir esa sensación de color*. He elegido un punto a la izquierda del borde inferior del tejado de la torre. Los valores RGB obtenidos muestran que la menor componente es siempre la roja R y la mayor es siempre la azul B. Con ello se puede estimar la cantidad de azul o saturación del color del cielo en cada momento. Por ejemplo restando a los tres valores RGB la cantidad R, que equivale a quitar el blanco. El porcentaje de azul podría ser entonces 100 (B-R)/(B+2R) es decir: 100 azul/ (azul + blanco), siendo azul = B - R y blanco = 3R **. Este porcentaje está representado en la gráfica de la izquierda donde las seis imágenes están numeradas de forma natural de izquierda a derecha. Quizás no parezca muy riguroso, pero es fácil y divertido, y espero que le anime a hacer evaluaciones similares. Se agradece a Héctor Canabal asistencia y asesoramiento en el complicado mundo del color.

  

una dos tres cuatro cinco seis
Saturación S
Tono
H
 
Imagen
 
Imagen

Con los valores RGB podemos estimar también el tono concreto del color en cada momento pasando del sistema RGB al HSV, en el que el valor de H expresa el tono de acuerdo con la escala mostrada abajo. Los valores de H obtenidos para las seis imágenes se muestran en la gráfica de la derecha, y son crecientes desde 214 para la primera hasta 240 para la última. Se observa una tendencia hacia el violeta que parece consistente con lo que sabemos del mecanismo que da color al cielo.

Hue

* Hay que tener en cuenta que el sistema RGB está definido de forma que el blanco se obtiene para valores iguales de los tres parámetros R=G=B. Sin embargo nuestros ojos no son igual de sensibles a todos los colores con lo que para conseguir blanco se necesita una proporción mucho mayor de energía de luz azul que del resto, digamos que unas 100 veces mayor (parece que tenemos sólo un 2% de células sensibles al azul). Si por ejemplo en la tercera imagen tenemos que en el sistema RGB blanco/azul = 3R/(B-R) = 5, pasando a energía tendríamos blanco/azul = 0.05, que estaría de acuerdo con el resultado obtenido por Glenn S. Smith en Human color vision and the unsaturated blue color of the daytime sky, American Journal of Physics 73, 590 (2005); doi: 10.1119/1.1858479.

** Un estimador más riguroso vendría dado por la saturación S en el sistema HSV que es S= (máximo-mínimo)/máximo, siendo máximo/mínimo los de RGB, que en nuestro caso se convierte en S=(B-R)/B, dando una curva muy similar a la obtenida por el otro método.