SOBRE SOMBRAS GIGANTES

Cuando el Sol está cerca del horizonte, al amanecer o en el ocaso, las sombras se alargan. Como se muestra en las imágenes parece que la sombra de las piernas se alarga más que la del tronco brazos y cabeza. Realmente no es así y la sombra de todas las partes del cuerpo se alarga en la misma medida. La impresión que recibimos proviene de que la sombra de las piernas está mas cerca y nos parece mayor que la del tronco y cabeza, que quedan más lejos. Las fotos son de la sombra de un humano sobre un camino de cemento en la montaña. Tiene su brazo izquierdo extendido en horizontal mientras sujeta la cámara con la mano derecha. En la foto en diagonal de la derecha se aprecia el pie del sujeto cerca de la esquina inferior derecha.