TRATAMIENTO FARMACOLÓGICO DE DESHABITUACIÓN A LA DEPENDENCIA DE LA COCAÍNA.
SOCIEDAD CIENTÍFICA ESPAÑOLA DE ESTUDIOS SOBRE EL ALCOHOL,
EL ALCOHOLISMO Y LAS OTRAS TOXICOMANÍAS.
GRADO DE RECOMENDACIÓN A
  • NO hay evidencia científica que avale el uso de antipsicóticos clásicos o atípicos
  • El tratamiento con litio sólo es eficaz para el control de la sintomatología bipolar en pacientes con patología dual
GRADO DE RECOMENDACIÓN B
  • Risperidona:
    • Mejora la adherencia al tratamiento por un posible efecto beneficioso sobre el craving y el consumo.
    • De forma inyectable de larga duración en pacientes con trastornos mentales mejora la sintomatología psiquiátrica y el consumo de droga.
  • Topiramato: capacidad para reducir el craving y el consumo de cocaína
  • Disulfiram: efecto disuasorio del consumo de alcohol y reducción del consumo de cocaína
GRADO DE RECOMENDACIÓN C
  • Ser cautelosos con la utilización de anfetaminas por su potencial adictivo

INDICACIONES GPC-SNS PARA EL ABORDAJE FARMACOLÓGICO
GRADO DE RECOMENDACIÓN A
  • UTILIZAR disulfiram en personas dependientes de cocaína y alcohol para aumentar la abstinencia y reducir el consumo (sólo después de haber comprobado que no está consumiendo alcohol, instruir de los riesgos de consumir alcohol y comprobar la motivación a no hacerlo)
  • NO UTILIZAR estimulantes del sistema nervioso central para reducir el consumo
GRADO DE RECOMENDACIÓN c
  • NO UTILIZAR para reducir el consumo agonistas dopaminérgicos, anticonvulsivos, naltrexona
  • NO UTILIZAR inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina en pacientes no diagnosticados de depresión, CONSIDERAR otros antidepresivos
  • En pacientes diagnosticados con depresión mantener el antidepresivo indicado para la patología psiquiátrica
  • UTILIZAR antipsicóticos en pacientes con patología psiquiátrica comórbida
  • UTILIZAR disulfiram en personas con dependencia de la cocaína para aumentar la abstinencia y reducir el consumo