Background Image
Table of Contents Table of Contents
Previous Page  49 / 68 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 49 / 68 Next Page
Page Background

TRIBUNA

COMPLUTENSE

Ciencia

13/4/2015

49

T

exto

: J

aime

F

ernández

/ F

otografía

: J.

de

M

iguel

servar a una de las manadas, pero con

los aullidos lograron localizar tres, que

además son “manadas con reproduc-

ción, porque se oían cachorros, que

participan en los coros en época repro-

ductora”. En otras dos zonas había ele-

vados IKA, pero como no consiguieron

ni verlos ni escucharlos se basaron sólo

en los indicios encontrados, entre ellos

numerosas huellas juntas, de hasta 4 o

5 individuos cada una, así que en esos

lugares también puede haber manadas.

Del censo realizado se deriva que

la población oscila de 5 a 7 manadas,

mientras que “la Junta que hizo el

censo en 2013-2014 en toda Castilla

León daba para la Sierra de 10 a 11

manadas”. Además se ha descubierto

que “en una zona en la que habitual-

mente había lobos, ya no existen, los

han exterminado, porque el IKA en esa

zona está rozando el cero”.

Con esos datos es difícil estimar

cuántos lobos hay en la Sierra, porque

no se sabe cuántos componen cada

manada, “aunque en el lobo ibérico se

calcula que un 80 por ciento de las ma-

nadas son sólo de dos individuos y des-

de luego no de nueve como también

estima la Junta para justificar su caza”.

Eso sería casi una plaga de lobos, lo

que no se corresponde con el aumento

real de las manadas de ciervos, ya que

como recuerdan los investigadores, “la

Sierra de la Culebra es el único espacio

de la Península Ibérica donde el lobo

depreda sobre sus presas naturales

como ciervos y corzos”.

¢

las huellas que encontraban de lobo,

especialmente todos los excrementos.

Aseguran los dos investigadores que la

información clave eran los excrementos,

las rascaduras y las huellas para sacar

estadísticamente unos resultados que

fuesen concluyentes.

EL CENSO

El Índice Kilométrico de Abundancia

(IKA) es la relación entre el número de

excrementos y los kilómetros realizados.

Se considera que las zonas con un IKA

mayor de 2 tienen una alta probabilidad

de presencia de manada. Tras el esta-

blecimiento del IKA de todas las zonas,

lo siguiente que hicieron fue establecer

estaciones de espera y escucha cerca

de los caminos de IKA elevado.

Visualmente sólo consiguieron ob-

En la página de la izquierda, Carlos Soria y Marta Cruz Flores, en el campus de la Ciudad

Universitaria. En esta página, fotografías realizadas por la empresa Lobisome Naturaleza,

especialista en ecoturismo en la Sierra de la Culebra

EL AUMENTO DE LAS

MANADAS DE CIERVOS

EN LOS ÚLTIMOS AÑOS

INDICA QUE EN LA

SIERRA NO HAY UNA

PLAGA DE LOBOS

ción de un censo del lobo, iniciativa a la

que se unió Marta Cruz Flores.

EL RASTREO

Mientras la zoóloga terminaba su

carrera de Biológicas, Soria comenzó

a planificar cómo iba a ser el muestreo,

dividiendo la sierra en 33 cuadrículas de

5 kilómetros por 5 kilómetros. También

tuvo que seleccionar caminos, pistas

o cortafuegos de tal manera que entre

todos ellos se cubriese la superficie de

toda la cuadrícula. Una vez sobre el te-

rreno, cada día se cubrían mínimos dos

o tres de esos transeptos, con una lon-

gitud de unos dos kilómetros y medio de

largo. Se hacían la ida y la vuelta entre

Soria y Cruz, uno a cada lado del cami-

no para intentar cubrirlo por completo.

De ese modo iban registrando todas

EL ÍNDICE KILOMÉTRICO

DE ABUNDANCIA SE

BASA EN EL NÚMERO DE

EXCREMENTOS QUE SE

ENCUENTRAN EN CADA

KILÓMETRO ANALIZADO