Fenotipos homínidos 01 Cerámica campaniforme Cabeza olmeca Pintura rupestre Yacimiento Numancia Bunker

La revista

ArqueoWeb, la primera revista electrónica española especializada en investigación arqueológica, surgió en 1998 de la mano de Ana Piñón Sequeira, óscar López Jiménez, Beatriz Díaz Santana e Ignacio Prieto Vilas, entonces estudiantes de Doctorado del Departamento de Prehistoria de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), a los que posteriormente se unió Antonio Uriarte González. Ellos mismos cuentan que fue en el transcurso de un curso impartido por el Dr. D. Gonzalo Ruíz Zapatero, en el que los cuatro primeros coincidieron, donde surgió la idea de crear esta revista y que sin el asesoramiento de dicho profesor todo habría sido mucho más difícil.

Fue un intento, y lo sigue siendo ciertamente aún hoy, de romper con las revistas impresas tradicionales, de abrir nuevas vías de comunicación entre investigadores sirviéndose de las posibilidades enormes que generaba ya entonces Internet, de hacer más ágil, directa e inmediata la comunicación entre los miembros de la Academia y de no huir de la seriedad ni del interés científico que toda publicación periódica de investigación tiene que tener. Que aquello fuese llevado a cabo por gente tan joven es digno de admiración, y en su iniciativa, cargada de toda la fuerza y el espíritu crítico que caracterizan a la juventud, no cejaron en su empeño de dar aires nuevos a la Arqueología.

Con esta doble vocación de ser una revista que apoya la investigación y renueva los cauces habituales a través de los cuales esta se transmite, y confiando en que la publicación en Internet es el futuro al que nos dirigimos, nuestros cinco fundadores lanzaron el primer número de ArqueoWeb en diciembre de 1998.

Una vez creada la asociación cultural homónima, como respaldo legal de nuestra publicación y plataforma desde el que impulsar la revista, se consiguió establecer el domicilio social y tener un espacio para trabajar en el montaje y edición de los sucesivos números en el Departamento de Prehistoria de la UCM. Y lo que es más importante, comenzó la preparación del primero de los casi treinta números que se han publicado hasta hoy. En aquel momento, para evitar posibles rechazos o resistencias hacia un formato tan nuevo, se optó por la sencillez en los colores, en el diseño de la página y en la disposición de los artículos y números publicados.

Hoy en día consideramos que ArqueoWeb ha alcanzado sobradamente su mayoría de edad, que está plenamente aceptada en el panorama de las publicaciones científicas españolas (así lo atestigua su presencia en algunas bases de datos prestigiosas como ISOC o Dulcinea) y que puede afrontar un cambio de imagen que actualice y renueve su presencia en la Red de Redes y le de mayor alcance y profesionalidad. Todo ello, por supuesto, sin perder una pizca de la seriedad que siempre la ha caracterizado.

Las preguntas, incluso las dudas que surgieron entre los fundadores de ArqueoWeb, siguen presentes, en el Comité Editorial actual. Y nos tememos que seguirán estando pues una publicación electrónica y joven como la nuestra no puede permanecer siempre igual, no adaptarse a los cambios o a las necesidades de la comunidad a la que va dirigida, ni perder su condición de servicio público. Esto supone que de una estructura inicialmente muy marcada por la de las publicaciones escritas, se ha pasado poco a poco a una cada vez más independiente, abierta y flexible, siempre susceptible de cambio, y cada vez más en contacto con las propuestas de colaboración que nos llegan al correo electrónico tanto de la comunidad estudiantil como de la académica.

De ahí que a veces se haya experimentado introduciendo secciones nuevas, como la que supuso albergar los trabajos de alumnos que habían obtenido una calificación excelente de algunos de los profesores y profesoras de la UCM que impartían asignaturas relacionadas con la Arqueología. También se dio cabida a debates como el que tuvo lugar a cuenta de la interpretación del Arte Rupestre en Galicia, y se han abierto secciones como la de "colaboraciones especiales", destinada a aquellos trabajos que o bien no tienen cabida en un número monográfico o bien han surgido como propuestas externas al Comité Editorial de la revista.

Por otro lado, no se ha querido renunciar a la idea del "monográfico" cuando surge un tema interesante que permite reunir una buena cantidad de artículos al respecto, sin que eso se traduzca en que nos neguemos a lanzar números misceláneos con artículos de diversas temáticas.

Desde aquel primer número en diciembre de 1998 y una vez que la revista fue presentada en el III Congresso de Arqueologia Peninsular, celebrado en Tras-os-Montes (Portugal) en septiembre de 1999, ArqueoWeb no ha hecho otra cosa que transformarse, pasando de ser una publicación cuatrimestral a anual, publicando un mínimo de seis/siete artículos por cada número, a los que habría que sumar los trabajos que forman parte de las restantes secciones (colaboraciones especiales, reseñas, crónica científica...).

No es casual, por tanto, que los artículos que publicamos sean cada vez más conocidos y citados por autores e investigadores, tanto en trabajos de otras revistas como en tesis doctorales, y no por nada la entrada a ArqueoWeb aparece la tercera cuando se busca la palabra "Arqueología" en Google, el más extendido motor de búsquedas que existe en Internet.

En mayo de 2005, la revista experimentó un relevo generacional que, como dijimos en aquel entonces, era una necesidad perentoria para su supervivencia y para seguir dejando huella en el panorama de las publicaciones científicas españolas sobre Arqueología. En ese momento, Juan Francisco Martínez Corbí y Daniel García Raso, tras una breve pero útil participación de Jaime Almansa Sánchez, pasaron a dirigir la segunda etapa de ArqueoWeb. Una renovación que trajo un nuevo impulso, la colaboración de estudiantes recién licenciados o a punto de serlo, la propuesta de nuevos y ambiciosos monográficos y el establecimiento de lazos cada vez más fuertes con grupos de investigación arqueológica de fuera de la Península Ibérica, principalmente de América Latina.

Siete años después, en Diciembre de 2012, el mando de Arqueoweb volvería a cambiar de manos, pasando en este caso nuevamente a tres estudiantes de la Universidad Complutense de Madrid, Emilio Del Valle, Guillermo Díaz de Liaño y Juan Latorre, aunque en esta ocasión se consideró oportuno aumentar el equipo añadiendo otros tres integrantes, Jorge Canosa, Nekhbet Corpas y Mikel Herrán, para facilitar así el trabajo e intentar, incluso, mejorar el nivel alcanzado por la revista en los últimos años. Actualmente este equipo únicamente se ha hecho cargo de un número, "herencia" prácticamente de los anteriores editores, por lo que sólo el tiempo dirá lo que depara a Arqueoweb de aquí en adelante.

Considerando que la Arqueología sigue necesitando hoy como en 1998 de esfuerzos de renovación, de nuevos foros de pensamiento crítico y de savia nueva en forma de publicaciones ágiles, en ArqueoWeb pueden encontrarse artículos sobre teoría y metodología arqueológica, trabajos de síntesis y estudios de yacimientos o piezas determinadas, tanto si tratan de épocas prehistóricas como históricas. Dado nuestro contacto directo con la investigación arqueológica peninsular, gran parte de los artículos tienen a yacimientos y piezas de la Península Ibérica como protagonistas. Sin embargo, también existen muchos artículos (incluso números monográficos) que se centran en las investigaciones arqueológicas de otros países o continentes, lo que quiere decir que recibiremos con gusto trabajos que versen sobre la cultura material más allá de nuestras fronteras.

Asimismo, hay también un espacio reservado para publicar recensiones de libros, tanto si son sobre arqueología prehistórica, arqueología histórica, de teoría y metodología arqueológica, biografías o cualquier aspecto relacionado con la Arqueología.

Dado que el departamento de Prehistoria de la UCM es uno de los más diversos e innovadores en cuanto a teoría arqueológica se refiere, ArqueoWeb no ha podido evitar verse afectada por este agradable influjo epistemológico, y en nuestras páginas damos la bienvenida a cualquier marco teórico que no sea puramente arbitrario y tenga una tradición reconocida en la investigación de la cultura material.

Sin más, esperamos que sigáis disfrutando de ArqueoWeb y de sus contenidos, que nos acompañéis en este camino y que nos hagáis llegar vuestras propuestas, colaboraciones e ideas: ArqueoWeb sigue abierta para todo el mundo.

Jorge Canosa Betés
Emilio Del Valle Úgena
Nekbet Corpas Cívicos
Guillermo Díaz de Liaño Del Valle
Mikel Herrán Subiñas
Juan Latorre Ruiz

Co-editores de ArqueoWeb